Hotel ubicado en el casco histórico de Castro Caldelas, al lado de un espectacular castillo del siglo XIV. Se sitúa custodiado por los Cañones del Sil, en pleno corazón de la Ribeira Sacra: a 7 km. del embarcadero que hace la ruta por los Cañones del Sil, cercano al conjunto de bodegas en donde se elaboran los famosos vinos que caracterizan a nuestra zona, próximo a la estación de Ski de Manzaneda y salpicado de monumentos románicos y pre-románicos tales como el Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, San Pedro de Rocas, Santa Cristina, San Paio de Abeleda, la necrópolis de San Lourenzo, la pasarela sobre el río Mao, etc.

Tranquilidad e intimidad en una casa blasonada en el casco histórico, rodeada de infinita belleza natural. Envuelto en una maravillosa calma y con las comodidades de una villa, en Casa de Caldelas confluyen todos los elementos que, junto con las actividades a realizar en su entorno, hacen de éste un espacio ideal y le permite descubrir, desde un enclave privilegiado, el interior de Galicia. Está situada en la misma plaza de la población, al pie de una calle empedrada que nos lleva al castillo.

Está completamente equipado con ocho habitaciones dobles, todas con cuarto de baño propio, calefacción, teléfono, acceso a internet wifi gratuito, televisión, hilo musical, cafetera, nevera, cunas, etc. Las amplias habitaciones exteriores tienen vistas a la plaza de piedra central del pueblo, en la que se llevan a cabo gran parte de las peculiares actividades culturales y de ocio que se realizan en la Ribeira Sacra. Dicha plaza se halla engarzada por encantadoras calles medievales que nos marcan el camino hacia el Castillo y nos envuelven en una atmósfera de historia y tranquilidad. Como elemento comunitario, dispone de un acogedor espacio interior con sala de estar de muy generosas dimensiones, como dispone también, debido a su privilegiada situación, de una zona de aparcamiento público visible en todo momento desde las habitaciones. En Casa de Caldelas vivimos de lleno la vida del centro de la villa, con la intimidad y el silencio que nos ofrece el aislamiento de sus enormes paredes de piedra típicas de la arquitectura gallega. Casa de Caldelas cuenta con una hermosa cafetería con terraza donde podrá degustar la bica amantecada Rubio –incluida en el desayuno- , elaborada artesanalmente por varias generaciones de la familia propietaria del alojamiento. Este café está situado a 50 metros del hotel.

Casa de Caldelas tiene también una atractiva tienda integrada en la planta baja, en la que podrá encontrar todo tipo de artesanía propia de la comarca así como productos agroalimentarios locales: bicas, vinos, quesos, licores, mermeladas, miel, etc. En ella podrán observar una pequeña exposición de esculturas, tallas y pinturas de diferentes artistas locales.

La armonía entre el establecimiento y el entorno, unida a un personal acogedor y entregado, consigue que todo se direccione al original propósito de la casa: el bienestar. Un hotel rural ideal para viajes en pareja, escapadas en familia, amigos o sin compañía: siempre vivirá una interesante e intensa experiencia individual en Castro Caldelas.

Situación Interior, Montaña, Pantano, Río, Zona Turística
Servicios Internet, Lavandería, Supermercado, WiFi
Ocio cercano Alquiler embarcaciones, Aventura, Caza, Equitación, Esquí, Montañismo, Pesca, Rutas BTT / Ciclismo, Senderismo
Categoría Alojamiento con encanto
Aviso sobre cookies: esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideraremos que ha aceptado nuestra política de cookies. ACEPTAR.